Limpieza otoñal

Cada cambio de estación me gusta hacer una limpieza en toda regla. Vamos, a fondo y aprovechando para tirar cosas o cambiar cosas de sitio ¿haces igual que yo? Aprovechando que llega el otoño y empieza a notarse el frío, es el momento perfecto para hacer el cambio de armario, sacar el nórdico, las mantas para el sofá, cambiar los muebles de sitio para hacerle hueco al árbol de navidad. Cualquier excusa es buena para hacer cambios en casa. Mucha gente hace esto en Primavera, pero yo también lo hago en otoño.

Con el cambio de armario aprovecho para ver la ropa del invierno pasado, decidir las prendas que permanecerán un año más conmigo y aprovechar que vacío el armario para realizar una buena limpieza a fondo. Comienza la época del año que más me gusta. Las capas de ropa me encantan. Y ya estoy deseando ponerme las prendas que me he ido comprando en agosto, porque soy una impaciente y no puedo esperar hasta octubre para hacerlo.

Las Plantas y las Velas

Como el sol entra de otra manera por las ventanas, muevo las plantas para que reciban la mayor luz posible y resistan el invierno de la mejor manera. Nunca transplantes las plantas en esta época del año, a no ser que sea necesario por algún motivo especial. Lo mejor es hacerlo antes de la floración, tras el invierno o al comienzo de la primavera.

Es el momento de sacar las velas más otoñales (olor madera, pachuli o canela). Estos son los olores que más me gustan para mi casa y en otoño son fundamentales. En verano pongo algunas más frescas, pero soy menos asidua a encenderlas. Esta época del año es la perfecta para llenar la casa de velas y saco las que he ido comprando en agosto, porque yo es que no me puedo aguantar. No sé si a ti también te pasa, pero las velas son fundamentales en mi casa. Anochece antes y ambientan las tardes.

Los muebles

Como comentaba al comienzo de esta entrada, cambio los muebles de sitio cada otoño. Hace un par de años compramos un árbol ENORME, el espíritu navideño nos invadió y no pudimos resistirnos. El año pasado lo pusimos junto a la ventana, pero ahora ahí hay una estantería llena de libros, así que todavía tenemos que pensar bien dónde lo pondremos este año. Pero a mi estos cambios me encantan. Creo que es una costumbre que cogí de mi madre y mi abuela, muy dadas a cambiar los muebles de sitio cada cierto tiempo.

Cambio de casa

No he comentado esto en ninguna red social, pero nos hemos mudado de casa recientemente. Y con el cambio queremos aprovechar para hacer varios cambios. Nos hemos cansado de las cajoneras de Ikea blancas y las henos regalado a familiares. Así que ahora estamos buscando alguna de madera y que sea más especial (de algún diseñador en concreto o vintage). Quiero que mi despacho sea acogedor y me está costando muchísimo encontrar una mesa que me guste. Así que estoy escribiendo este post desde la mesa del comedor, porque sigo sin escritorio.

En mi cuenta de Pinterest tengo una carpeta para inspirarme. En ella voy poniendo todo lo que me gusta, y me voy haciendo una idea de lo que quiero, aunque todavía no lo tengo muy claro. Me gustan muchos estilos a la vez.

Deja un comentario