Guía de Londres

Londres es de mis ciudades FA-VO-RI-TAS. Por no decir que es la que más me gusta, porque todavía me faltan algunas ciudades que seguramente entren en mi top 5. Si todavía no conoces esta maravilla de ciudad, deberías tenerla en cuenta a la hora de elegir destino de vacaciones. Emilio y yo solemos ir a visitarla una vez al año. Aunque llevábamos unos años sin ir por diversos motivos. Por regla general, solíamos quedarnos en casa de mi hermana Lucía. Como ya no vive ahí tuvimos que buscar alojamiento. Nos gusta planificar lo que vamos a hacer cada día para ir a tiro hecho y no nos falte nada por hacer. Aunque siempre dejamos algún día para improvisar o repetir sitios.

Cómo llegar y moverse por la ciudad

Si vas al aeropuerto de Gatwick tienes dos opciones para llegar hasta Londres; coger el tren Gatwick Express. Tren de color rojo, no hace paradas por el camino y tarda 30′ en llegar hasta la estación de Victoria y siempre hay sitio de sobra. O el cercanías Southern. Esta opción es más económica y los trenes suelen ir más llenos, si ves a mucha gente en el andén, seguramente vayas de pie. Puedes esperar al siguiente tren o darte prisa en coger sitio. Tiene unas dos o tres paradas y tarda unos 35’/40′. También va hasta Victoria.

Nosotros cogíamos el Gatwick Express hasta que un día nos confundimos y descubrimos que no hay tanta diferencia entre las dos opciones. Si llegas al aeropuerto de Stansted lo mejor es coger el tren que te deja en Liverpool Street, en la zona este de Londres. Si vas a Luton lo mejor es coger el autobús, porque el aeropuerto no cuenta con estación. Eso sí, tardarás una hora y 20/30 minutos en llegar, así que tenlo en cuenta a la hora de comprar los billetes. La ventaja es que puedes cogerlo en varias zonas de Londres. El Easybus es la opción más cara, pero siempre son directos, aunque hay otra opción más económica, Terravision. Lo mejor es que lo mires en google maps, nuestro mejor aliado a la hora de movernos por una ciudad que no conocemos bien.

Una vez que llegues a Victoria o a Liverpool Street, lo mejor es comprar la Oyster. Una tarjeta con la que moverte por la ciudad tanto en metro como en bus. Puedes pagar por días sueltos o por semanas. Después de tu viaje te devuelven el dinero de la tarjeta entregándola en los mostradores. Nosotros como solemos ir bastante nunca la hemos devuelto.

The Muffin Man Tea Shop – Wright’s Ln

Dónde dormir

Al ser una ciudad bastante grande, ten en cuenta la zona en la que quedarte a dormir. Mi hermana vivía en este y la verdad es que la zona está muy bien, aunque cuando cae la noche hay sitios que mejor no pisar.

Esta vez nos quedamos en la zona de Kensinghton porque nos venía mejor. Todos nuestros planes estaban más cerca de esta zona. Aunque con el metro está todo a un salto.

Hay muchas opciones de apartamentos de airbnb e infinidad de hoteles a buen precio. Decidimos cogerlo en Booking y guiarnos por los comentarios de la gente. Os recomiendo el hotel donde nos quedamos. Holiday Inn Kensighton. Super cerca del metro y en una boca calle de Kensighton Hight Street donde hay multitud de tiendas y restaurantes. Mucha gente comentó que las habitaciones eran muy pequeñas, pero en nuestro caso tuvimos suerte. No era nada pequeña. Supongo que dependerá de la opción de habitación que elijas. El trato fue muy bueno y dentro del hotel hay piscina, gimnasio y un Starbucks que abre 24hrs.

Qué hacer

Nosotros siempre venimos a Londres en Octubre coincidiendo con la Frieze London. Si te gusta el arte, podrás ir a multitud de galerías y museos que durante estas fechas hacen coincidir inauguraciones.

No olvides visitar la Tate Modern (Museo de Arte Contemporáneo) junto a la Catedral – St Paul Cathedral – aprovecharás ese día para ver dos grandes edificios que no debes perderte y cruzar andando el Millennium Bridge. A lo lejos verás el Tower Bridge. Si quieres ver la ciudad desde una vista panorámica puedes coger el London Eye o tomarte algo en cualquiera de los rascacielos que tienen restaurante. El más famoso es el Sky Garden en la planta 35 del edificio Walkie-talkie.

Si hace bueno, desayunar en la cafetería de la Sepertine Pavilion de la Sepertine Gallery en pleno Hyde Park es una opción más que recomendada. Además de poder ver la exposición del momento, podrás pasarte por la librería que tienen.

Siempre vamos a alguna de las cafeterías de Fernandez and Wells, hay cuatro repartidas por la ciudad. Tienen buen café, las tartas están riquísimas y puedes comer uno de los bocadillos de jamón o carne que tienen. También hay opciones vegetarianas.

Por casualidad, nos topamos con el restaurante de Deliciously Ella y decidimos ir a comer el último día que estuvimos allí. Puedes elegir un bol (bastante grande) con tres tipos de ensaladas y le puedes añadir hummus, semillas o frutos secos. Esto fue lo que hicimos nosotros. Me quedé con las ganas de haber ido a desayunar algún día.

Si te gusta el sushi, puedes ir a picar algo en cualquier momento en los Wasabi Sushi & Bento que hay por todo Londres. Para el brunch, un buen sitio es ir el sábado a Portobello y pedir sitio en Ottolenghi. disfrutarás de un gran desayuno con dulce y salado. Eso sí, puede que encuentres cola si nos has reservado con anterioridad.

Si tu idea es ir de compras hay varias zonas que me encantan. En Notting Hill, al oeste de Londres, podrás encontrar un buen ambiente durante cualquier día, aunque el sábado es el día más famoso gracias al mercadillo de Portobello Road. Hay multitud de tiendas y sitios para comer. Incluso podrás tomar algo en algunos de los bares que hay dentro de algunas tiendas. Otra zona muy famosa es Shoderitch, al este de la ciudad, donde encontrarás buenos mercadillos como el de Old Spitafields o Brick Lane, tiendas y sitios para comer o tomar algo. Y por último, en el centro de Londres puedes ir a Covent Garden, Oxford Street, Carnaby Street y Regent Street.

Si te gusta mucho la moda no olvides ir a Dover Street Market. La nueva tienda es espectacular y no hablemos de la ropa que venden allí. En la última planta tienen una cafetería donde podrás tomarte un café y descansar un rato del ajetreado Londres.