Veinte minutos de relajación

Veinte minutos o la excusa perfecta para relajarse. Pues sí, cuando te pones una mascarilla es el momento prefecto para relajarse. Una excusa llena de beneficios (brillo, exfoliación, hidratación, anti rojeces…) y no sólo para la piel, sino también para el cuerpo.

Piénsalo, puedes hacer lo que quieras durante veinte minutos. Recomiendo no ponerte a limpiar la casa, porque entonces la relajación pasa a otro plano.

Puedes ver tu serie favorita, leer un libro o una revista o simplemente tumbarte y cerrar los ojos. Meditar es una de las buenas cosas que te brindan esos veinte minutos con la mascarilla puesta.

Yo lo que suelo hacer es prepararme un té o un café y dependiendo del día, me pongo un capítulo de alguna serie corta, tipo Friends o Sexo en Nueva York (generalmente los domingos por la tarde). Si es entre semana, lo que suelo hacer es meditar o seguir leyendo el libro que esté leyendo en ese momento. Ten en cuenta que me pongo una mascarilla dos o tres veces en semana.

Si prefieres ponerte mascarilla una vez a la semana puedes optar por el multi-masking. Es perfecto si no tienes mucho tiempo durante la semana. Cada mascarilla está preparada para una cosa en concreto, puedes ponerte en la zona T una mascarilla purificante y limpiadora de poros, en los pómulos y barbilla una hidratante, en la zona de los ojos una mascarilla reafirmante/anti-arrugas. Es muy importante que las mascarillas que te apliques tengan el mismo tiempo o si no es así, ponte primero las que tienen que estar más tiempo en la piel y después el resto.

 

 

Deja un comentario