Un vestido azul

Saliéndome un poco de mi zona de confort, en mi armario cápsula puedes encontrar un vestido azul, pero no azul marino, que sería más normal en mi gama cromática. Es un azul brillante, un azul que nunca me pondría, pero que me he lanzado a probar. 

Este vestido me lo regaló Emilio el año pasado, así que no podrás encontrarlo igual, pero intentaré encontrar algo lo más parecido posible, en caso de que quieras algo similar. Opción 1, Opción 2.  

Si sigues mis pautas del armario cápsula, digamos que este vestido estaría dentro de las prendas especiales. Además de ser un regalo, es una prenda diferente a lo que suelo llevar. Vale, es de COS y la forma que tiene, sí que sería algo que yo llevaría. De hecho, este mismo vestido, me lo probé en negro y estuve a punto de comprarlo, pero al final me decidí por otra prenda y créeme si te digo que me arrepiento, porque el vestido en sí me parece precioso y muy ponible. 

Tiene un corte muy japonés, tipo kimono. El tejido no sabría describirlo, porque no tengo nada parecido, pero tiende a ser algo rígido, aunque tiene mucha caída. Pesa un poco y da calor, así que en verano no me lo puedo poner, pero es perfecto para otoño. El año pasado me lo puse varias veces en invierno con medias negras y zapatos de cordones. 

Lo acompañé con las New Balance 991 en tono Lila. La mezcla de colores me pareció bastante acertada y creo que combinan muy bien. Tenía claro que no me pondría un bolso negro, así que lo mezclé con marrones. Me volví loca dentro de mi riguroso estilo. Soy muy monocromática, así que para mí, esto es salirse mucho de la raya.

Vestido COS / Zapatillas New Balance 991 / Bolso Louis Vuitton / Gafas de sol Bimba y Lola

Suscríbete a la newsletter mensual ‘Carta de la Editora‘ aquí

Deja un comentario