El día que me reconcilié con el tónico

Llevo años usando tónico. Pero desde que se me acabó el último botecito de Ultra facial toner de Kiehl’s no he vuelto a comprar otro.

Y eso por qué fue? Pues porque estaba teniendo muchas rojeces en la piel del rostro. Y di un giro a mi rutina facial. Tanto de día como de noche.

He empezado a probar productos nuevos. Porque aunque yo no era partidaria de los cambios. He llegado a la conclusión de que el cambio de productos cada cierto tiempo es bueno.

Los motivos por los que creo que esto es bueno, es porque la piel se acostumbra y los productos ya no hacen el mismo efecto. Ojo, no soy experta en el tema. Hablo de esto desde mi punto de vista y mi experiencia personal.

Hay que tener en cuenta que mi piel es seca, sensible e intolerante con tendencia a rojeces y picores.

Últimamente, he estado probando varias firmas y ninguna con mucho resultado. Incluso productos naturales, estos me han ido incluso peor.

Tónico bifásico de Avène

El uso de mascarillas me ha ido genial para equilibrar la piel. Nunca había usado tantas mascarillas en mi vida. He llegado a ponerme 3 a la semana. Por supuesto, cada mascarilla con diferentes activos.

Añadí a mi rutina el tónico. Esta vez otro de mis básicos. El de Avène. Es un bifásico muy fresco y he notado como mi piel lo necesitaba. No me reseca la piel y noto una relajación absoluta en el rostro al aplicarlo.

Una crema que me ha ido genial (al principio no me convencía, pero con el paso del tiempo la cosa mejoró) es Ultralift de Vichy.

Con el paso de los años debemos tener en cuenta los activos de cada crema, porque con cada edad las necesidades son diferentes.

No sé por qué deje de aplicarme tónico en mi rutina de belleza.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario