Tónico en gel anti·imperfecciones de Garnier

Me estoy quedando sin tónico y siempre uso el de Kiehl’s. Pero el otro día, estando en Primor, me pasé por la sección de Parafarmacia por si estaba el tónico de Avene. Este es otro que suelo usar de vez en cuando y no está mal del todo. Como tenía que reponer también el agua micelar aproveché por si estaba el de Avene. Pues no. Resulta que no les quedaba ninguno de los productos que estaba buscando. Aquí podrás ver mis recomendaciones.

Total, que tuve ir a por el agua micelar de Garnier. Quería cambiarlo por otra agua, pero como la de L’Oreal no me convenció del todo, decidí comprar de nuevo la de Garnier. Siempre la tengo en casa, porque para quitara la máscara de pestañas es lo que más me gusta.

Junto al agua me llamó la atención el tónico en gel. Nunca había oido hablar de él. Por lo visto, purifica y cierra los poros y alivia la piel. Es para pieles sensibles con tendencia acnéica. Yo no tengo acné y nunca lo he padecido, pero al ser para ese tipo de pieles no engrasará la piel. Y efectivamente, ni la engrasa ni la reseca. Esto último es lo que más miedo me daba.

Está enriquecido con ácido salicílico y gracias a su fórmula con extracto de Hamamelis, calma la piel aportándole una sensación de bienestar. Es hipoalergénica y con pH neutro.

¿Conoces la planta Hamamelis? Yo nunca oí hablar de ella. Tiene las siguientes propiedades: es astringente, antiséptico, antiinflamatorio, hemostático.

El tónico en gel se debe aplicar tanto por la mañana como por la noche tras la limpieza, echando un poco de producto en un disco de algodón. Preferiblemente en la zona T (frente, nariz y mentón), ya que esta zona es la que más sebo acumula. Se debe evitar la zona de los ojos.

Llevo usándolo unos días. Lo que estoy notando por ahora es que tengo menos puntos negros en la zona de la nariz y que algunos poros de la frente no se me notan tanto. También es cierto que con la mudanza dejé el cuidado facial de lado y que ahora he vuelto a retomando con más conciencia.

Conclusión

Creo no está nada mal por ahora. Aunque creo que es un paso más en la limpieza y que sigo necesitando mi tónico para refrescar más la piel de la cara. En el envase se recomiendo aplicarlo unas 4 semanas para ver mejor los resultados. Así que seguiré usándolo a ver qué tal me va.

 

GuardarGuardar