Una taza de té, ¡por favor!

Cada mañana al levantarme lo primero que hago es poner el calentador de agua para prepararme una buena taza de té. Creo que no podría vivir sin tomarme al menos un par de tazas de té al día.

Siempre hay un momento para una taza de té

Lo sé, a lo mejor soy muy pesada con el tema del té. En mi cuenta de instagram podrás ver que en mis desayunos nunca falta una taza de té. Y es que es sabido por todo el mundo que me conoce mi amor (obsesión · adicción) al té.

Tomarme una taza de té siempre va a acompañada por un ritual. Me ayuda a despertarme por las mañanas y después de comer y me relaja por las noches. A lo largo de mi día a día hay una taza de té que me acompaña.

En verano también tomo té caliente, aunque en algunas ocasiones lo tomo con hielo para refrescarme un poco. Para no tomar demasiada teína, lo tengo también sin teína o descafeinado.

Té durante el día

El primer té del día suele ser English breakfast o Earl Grey. Las dos opciones me ayudan a despertarme. Siempre acompaño estos tés con un poco de leche. Le añado una cucharadita de azúcar moreno sin refinar que me ha traído la novia de mi hermano de Filipinas y le da un sabor riquísimo.

Si tengo que trabajar me lo suelo beber bastante rápido sin quemarme y llevo la taza conmigo durante mi rutina de mañana. Sí, hasta en la ducha. Si tengo tiempo para tomármelo tranquilamente, mejor. Además de despertarme, me ayuda a tomarme la mañana con más calma.

A media mañana me preparo un té verde o blanco (de jazmín es mi favorito). Después de comer me suele entrar un sueño increíble, así que me preparo un té Chai con un poco de leche. A media tarde suelo tomar una taza de Manzanilla o Salvia. Me ayuda con las digestiones pesadas. Además, estas dos hierbas tienen muchos beneficios.

Infuisiones

A parte de las tazas de té que me suelo tomar, en ocasiones las sustituyo por infusiones. Mi favorito es el té de jengibre. También me gusta mucho el té con limón y miel y el té de hierbabuena o menta.

Cómo preparar una buena taza de té

Earl Grey

Ingredientes: Té negro, aceite de bergamota, leche y agua caliente.

Calienta el agua hasta llegar a 100º. Poner el té en un bolsita de té o en la cesta de la tetera. Vertemos el agua caliente sobre el té e infusionamos unos 3/5 minutos. Echamos unas gotas de aceite de Bergamota y un poco de leche (al gusto). Yo siempre le pongo leche y azúcar moreno de caña. Se puede tomar solo sin azúcar y sin leche.

Té Chai

Ingredientes: Té negro, unas semillas de cardamomo, jengibre rallado o en polvo, un palito de canela, anís estrellado, unas bolitas de pimienta, agua caliente y leche.

Calentamos el agua e infusionamos todo en la tetera durante unos 5 minutos. Podemos tomarlo con un pco de leche y miel o azúcar.

Té de jengibre

Ingredientes: Jengibre fresco y agua.

Calentamos el agua. Pelamos y cortamos en rodajas el jengibre. Lo ponemos en una taza o una tetera e infusionamos durante unos 2/3 minutos. Le puedes echar unas gotas de zumo de limón. En ayunas es muy beneficioso para nuestro organismo.

Para preparar cualquier variedad de té debemos tener en cuenta la calidad y la temperatura del agua y el tiempo de infusión.

Tiempos de infusión

Té:

Blanco – agua a 75º · 1/2 minutos

Verde – agua a 75º/80º · 2/3 minutos

Negro – agua a 90º/100º · 3/5 minutos

Hierbas medicinales – agua 90º · 5 minutos

Adri.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario