St. Tropez | Autobronceador express en mousse

Hace unos años me dio una reacción alérgica al sol y me salieron unas ampollas en la cara y ronchas por todo el cuerpo, que ni te imaginas lo que picaban. Desde entonces, cada vez que tomo el sol (siempre con protección 50+) me salen las malditas ronchas que pican mogollón. Así que por regla general opto por no tomar el sol nunca. Mi cuñada Julia me contó que estaba utilizando el autobronceador de St. Tropez y que estaba encantada, así que me decidí a comprarlo, porque llevaba tiempo pensando en comprarlo. Me decidí por el que está usando ella, St. Tropez Self Tan Express. Puedes comprarlo en Primor pinchando aquí. No te olvides del guante aplicador.

Hacía años que no usaba un autobronceador. Antes solía comprar las toallitas aurobronceadoras de Comodynes, que no estaban nada mal, pero cuando se iba el color a los días me quedaba un poco amarilla. Dejé de comprarlas por eso y por el olor. Otro de los motivos por el que me decidí fue porque Julia me dijo que no olía, y es cierto, huele un poco al aplicarlo, pero se va enseguida.

Las reglas de oro para conseguir un bronceado perfecto sin tomar el sol:

Paso 1

El día antes de aplicar la mousse autobronceadora debemos exfoliar la piel para quitar la piel muerta.

Paso 2

Inmediatamente antes de aplicar la mousse autobronceadora, hay que aplicar una loción hidratante en los codos, las rodillas, los tobillos y la línea del pelo para proteger estas zonas de absorber demasiado producto.

Paso 3

Aplicar la mousse autobronceadora con la manopla de aplicación con movimientos ligeros. Se debe empezar por las piernas. Cuando el producto cubra todo el cuerpo, utiliza lo que quede en la manopla de aplicación para aplicar la mousse en las manos y en los pies previamente hidratados. Si quieres aplicarla en la cara, lo mejor es mezclar la mousse con tu crema hidratante de rostro en la manopla. Debes esperar hasta que la mousse se seque antes de vestirse. Lávate las palmas de las manos si es necesario.

Paso 4

Podemos espere entre 1 (dorado ligero), 2 (dorado) y 3 (oscuro) horas, depende del color que quieras conseguir. Yo esperé casi las 3 horas. Se me nota, pero no demasiado, así que no debes tener miedo de ponerte demasiado moreno/a si decides estar las 3 horas. Queda un tono super natural, como si realmente hubieses estado tomando el sol. Pasado ese tiempo, sólo nos enjuagamos el cuerpo con agua templada, nada de jabón. Después de ducharse, la piel tendrá un color claro pero los ingredientes de la mousse autobronceadora siguen trabajando unas 8 horas después de la ducha hasta obtener el color que se quiere y durará durante unos días.

Paso 5

Para prolongar y mantener el bronceado, debemos utilizar una loción hidratante cada día y exfoliar regularmente. Reaplicar dos veces a la semana para mantener el tono.

No está recomendado esperar más de 3 horas después de aplicar la mousse. El tiempo de broncearse y el color pueden variar. No olvides ponerte protección solar cuando salgas a la calle.

GuardarGuardar

Deja un comentario