Mis imprescindibles después de un buen baño

En realidad es después de una buena ducha, porque no soy muy fan de los baños. Aunque no te creas, tengo curiosidad por probarlo con alguna de las bombas de Lush. Hace siglos que no me doy un baño. Por regla general, me parecen muy aburridos. Dejando a un lado mi ritual de belleza para el rostro, te voy a contar cuales son mis imprescindibles después de un buen baño/ducha.

Desodorante

Este paso para mi es muy importante. No podría estar cómoda oliendo mal. Llevo años (y cuando digo años pueden ser 20) utilizando el mismo. El desodorante antitranspirante 48hr de Vichy del tapón verde/turquesa, en formato roll-on. Es infalible. No hay quien huela mal si lo usa. Puedes pensar que es algo caro si lo compras en la farmacia, pero a mi me compensa. Además, hay sitios donde lo encontrarás más barato. Nunca me ha abandonado y es de agradecer.

Crema hidratante para el cuerpo

Soy más flexible con el tipo de crema que uso para el cuerpo, aunque siempre para pieles secas, muy secas y en ocasiones, sensibles. No me decanto por ninguna firma en concreto. Las voy cambiando cuando se me acaba un bote. Aunque, la que mejor olor me deja en la piel y me hidrata bastante, a pesar de ser para pieles normales, es la Q10 Body Loción Reafirmante de Nivea. Huele de maravilla. Y cuando la llevo, mucha gente me dice lo bien que huelo.

Piedra pómez o pulidor de pies

No me la paso todos los días en los talones, pero sí cada varios días. A pesar de hacerme la pedicura, cuando salgo de la ducha es un buen momento para pasarme la piedra pómez por lo talones y tenerlos siempre perfectos. Este paso en verano es fundamental, porque con las sandalias se estropean más que en invierno. Me gusta mucho la piedra pómez de Zara Home (sold out) y el pulidor de pies de The Body Shop. Otro producto que a veces uso es la exfoliante calmante de menta y piedra pómez de The Body Shop.

Crema hidratante para los pies

He probado varias firmas de cremas, pero como la crema del bote azul de Nivea… ninguna. Me la aplico cuando salgo de la ducha y antes de acostarme. En invierno la aplico y me pongo unos calcetines para que penetre mejor la crema.

Y estos son mis imprescindibles.

A.