Boddy’s Pharmacy Skincare Resurrection Plant Crema Anti-arrugas Concentrada

La crema anti-arrugas concentrada Resurrection Plant de Boddy’s Pharmacy Skincare atenúa y previene la aparición de las arrugas y las líneas de expresión gracias a la combinación de activos cosméticos e ingredientes naturales.

Su potente activo anti-edad estimula la síntesis de colágeno consiguiendo así que la piel recupere su elasticidad y luzca un aspecto visiblemente más joven.

Y esto se supone que es lo que hace. Ahora bien. La llevo probando durante un par de semanas y os voy a contar mi opinión.

Para todo tipo de pieles

Está formulada para todo tipo de pieles. La mia es seca y sensible, por lo que tenía un poco de miedo por las posibles reacciones que pudiese tener mi piel a esta crema.

Es hidratante, aunque a mi tipo de piel no la hidrata, o por lo menos a mi no me da la sensación de hidratación. La noto seca al tacto, aunque no tirante. Nada más ponérmela se me pone la cara un poco roja en algunas zonas, como en las mejillas y la frente, pero se me pasa en un minuto. No me pica, por lo que no me da alergia, aunque mi piel responde ante alguno de los ingredientes que tiene.


A la hora de aplicarla es bastante untuosa, por lo que tienes que darte un buen masaje para que se absorba por completo. Con una pequeña cantidad tienes más que suficiente para todo el rostro.

Anti-arrugas

Respecto al tema de las arrugas, las veo igual. No he notado que me haya mejorado demasiado, pero puede que me las mantenga a raya y no me salgan más. El olor no es de mis favoritos. Y para ese tema si que soy bastante especial. Sólo huele al aplicarla, después se pasa el olor y no se aprecia, menos mal, si no la habría dejado de usar al segundo día.


Emilio también la está usando, pero su piel es normal/seca, no tan extrema como la mía y le va mejor. A él si le hidrata la piel y no tiene ni rojeces ni tirantez. Así que como conclusión; creo que esta crema le va mejor a las pieles normales, mixtas y grasas. Pero no tan bien a las secas y sensibles.

Adri.

Deja un comentario