Como tener un armario minimalista

armario minimalista
Cada cambio de temporada rezo un mantra una y otra vez, pero nada, no hay manera de cumplirlo. Aunque últimamente lo estoy consiguiendo. Hago compras con más conciencia y pensando mucho lo que realmente necesito (en realidad, no es que necesite más ropa).

Lo mejor es hacer una lista

Es importante saber lo que te vas a poner de lo que ya tienes y lo que te falta.

Tirar de básicos

Los colores neutros siempre son ponibles. Tanto el blanco, como el azul marino, el negro y el gris son los que más utilizo.

Qué comprar y qué guardar

Para mi es fundamental:

Partes de arriba:
Abrigo de color neutro (negro, gris o azul marino) para que te conjunte con todo lo que tienes
Una camisa blanca oxford y otra celeste
Una camisa de seda en beige
Una camiseta de rallas
Una camiseta blanca
Tres jerseys (blanco, negro y gris)

Partes de abajo:
Un vaquero (yo uso varios, pero tengo uno favorito que no quiero que se me rompa nunca)
Un pantalón de pinzas azul marino
Un pantalón pitillo negro
Una falda vaquera
Una falda negra de piel

Zapatos:
Unas botas
Unas bailarinas
Unas zapatillas

Bolsos:
Un tote bag grande (donde meter todo lo que llevamos a cuestas)
Una bandolera de piel marrón en tamaño mini
Un clutch negro

Calidad más que cantidad

Yo optaría por piezas de mejor calidad cuyo precio es más elevado, pero nos va a durar más tiempo, que tener muchas prendas baratas iguales.

Algo diferente

Para no cansarnos de los básicos, lo mejor es comprar una prenda especial. Con colores o con un estampado. Esa prenda que nos gusta aunque no nos la pongamos. Una camisa de seda de los 90′ de tu madre o de tu abuela, por ejemplo. O alguna pieza vintage.

 

Deja un comentario