Efecto glow en la piel del rostro

No sé vosotros, pero yo me decanto por tener una piel jugosa y natural, que no esté mate. Una piel con un tono natural, refrescante, descansada. Anda que no se nota cuando tenemos la piel descansada. Ojalá la tuviésemos siempre así, pero no. Hay veces en la que la piel está apagada y mate.

El efecto glow está inspirado en la cosmética coreana y es ese brillo que sale de la piel, mostrando un rostro hidratado, luminoso, jugoso… Pero con los años, me he dado cuenta de que este efecto sólo se consigue con constancia. Insisto, debemos ser constantes en nuestra rutina. Y no depende de la edad que tengamos o del tipo de edad. Está claro que la genética hace mucho, pero cualquier piel puede llegar a tener ese glow.

La luminosidad del rostro es algo que todos tenemos, pero hay factores – como la contaminación, el sol, el tabaco, el alcohol, la alimentación…- que provocan la perdida de esa luminosidad.

Propongo varios productos que deberías tener en tu rutina y no te voy a decir ninguna firma en concreto, porque este tema es algo general y cada uno tiene la piel que tiene.

Limpieza

Es muy importante limpiar la piel tanto de día como de noche. Por el día es importante porque debemos quitar los restos del tratamiento de la noche. En mi caso, porque utilizo productos con aceite y el sol me puede manchar la piel. Y por la noche debemos quitar los restos de maquillaje y polución (no te saltes nunca la limpieza de la noche).

Tratamiento

Para el día, un sérum y crema hidratante con antioxidantes y protección solar durante todo el año. No olvides que si estás expuesta al sol debes reaplicarla cada dos horas, porque deja de hacer efecto.

Y para la noche, tratamientos antienvejecimiento y reparadores con retinol. Yo opto por las cremas con Ácido Hialurónico.

Lo que intentamos es mejorar el aspecto de la piel. Siempre que me pongo una mascarilla me da la sensación de que la piel me da las gracias. Esto lo suelo hacer una o dos veces a la semana. Si no tienes tiempo, lo mejor es hacerlo por la noche, después de cenar seguro que te sientas en el sofá un rato antes de irte a la cama. Para mi es el mejor momento para hacerlo.

En cuanto a la exfoliación, si te digo la verdad, es un paso que se me olvida. No es por nada, pero es que o tengo el bote delante de mis narices o puede pasar un mes hasta que exfolio la piel del rostro. Pero no pasa nada. Si te limpias en profundidad el rostro, tendrás la piel maravillosa. Aun así, te recomiendo que lo hagas por lo menos dos veces al mes. Te deja la piel muy suave.

Por último, no olvides dormir 8 horas al día e hidratarte por dentro. Un truco: cuando apliques la crema hidratante en el rostro date un buen masaje con las yemas de los dedos, esto activará la circulación de la piel.

No olvides limpiar el rostro todos los días.

A.

GuardarGuardar

Deja un comentario