Cosas que pasan

Relato corto – Cosas que pasan

Suena el teléfono. Descuelga.

-Hola!
-Hola!
-Qué tal?
-Bien, y tú?
-Bien.
-Qué es lo que quieres?
-Lo has visto?
-No.
-Ya.

Ella permaneció en silencio unos segundos. No sabía como decírselo. Sabe que es su mejor amigo y que no conseguirá nada de él, pero quién sabe.

-Necesito localizarlo y no me coge el teléfono. Es urgente.
-Sabes que no quiero meterme en esto.
-Ya… Lo sé. Lo siento. Es que… no sé a quién más acudir.
-Siento no poder ayudarte, pero es que no lo veo desde hace unas semanas.
-Ya…

Su voz era cada vez más débil. Se movía de un lado para el otro, tocándose el pelo con rabia y fumando el último cigarrillo que le quedaba. Las manos le temblaban. Estaba a punto de llorar.

-Mira, si él no quiere localizarte será por algo.

Ella decidida y cabreada.

-No me compadezcas! Hace tiempo le dejé algo y necesito que me lo devuelva. Quiero que me lo devuelva.
-He estado fuera visitando a mi hermana. En serio, siento no poder ayudarte. Además, me pillas haciendo la comida.
-Claro, tienes hambre…
-Sí, he salido tarde de trabajar.
-Ya.
-Bueno, nos vemos. Debo dejarte.
-Éramos muy amigos.
-Lo sé. Es difícil.
-Sí, supongo.
-Cuídate.
-Lo haré.

*Imagen: Pinterest