¿Qué he aprendido creando un ‘Capsule wardrobe’?

¿Qué he aprendido creando un ‘Capsule wardrobe’?

Es complicado crear un ‘capsule wardrobe‘ cuando eres compradora compulsiva. Lo que más me gusta del mundo es comprar ropa, pero he dicho basta en el momento en el que no sabía donde guardar tanta ropa. En serio, tengo mucha. Puede que tenga cosas que no me he puesto nunca o una única vez.

En varios blogs leí esto del ‘capsule wardrobe‘ que no es más que ir creando un armario a base de básicos, combinables entre sí. Uno de los puntos a seguir, y que es el más importante, es que tienes que tener siempre el mismo número de prendas en cada temporada. Puedes tener entre 37/50 prendas.

La conclusión a la que he llegado es:

Necesito menos de lo que creo

Sí. Necesito menos prendas de las que siempre he pensado que debo tener. Si tengo un límite de prendas en el armario no tengo que estar delante del armario durante un buen rato mientras pienso en qué ponerme esa mañana.

Siempre he sido de la opinión de que cuando tienes más cosas, más fácil es elegir qué ponerme. Pues resulta que es lo contrario. Me he dado cuenta de que teniendo menos todo es mucho más fácil y más rápido. Tampoco tengo que tener 3 cosas, que 50 prendas son bastantes. No tengas miedo a crearte tu propio capsule wardrobe.

Lo que más trabajo me costó fue tener que reducir el número de zapatos. Me gustan mucho y me compro los que se me antojan. Me he dado cuenta de que no necesito más de 7 pares por temporada. Y si os digo que he pasado el verano con dos sandalias y no he necesitado más. ¡Ni me lo creo!.

Compro con más conciencia

He aprendido a dejar los impulsos a un lado. Me pienso mucho más las cosas antes de dar el gran paso. Siempre tengo en cuenta si lo que voy a comprarme combina con el resto de prendas. Antes compraba cualquier cosa que se me antojaba y a lo mejor no me quedaba nada bien con el resto de prendas.

Intento que todo sea de la misma gama de colores. Mis favoritos, ¡claro!. Negros, grises, blancos o azules marino. También algún verde botella.

Hay más outfits de los que te esperas

Mi gran preocupación siempre fue si tendría que estar poniéndome los mismos looks semana tras semana. Pero me sorprendió ver que tenía más posibilidades de las que pensaba. Simplemente hay que ser un poco creativa e ir combinando todo con todo.

Menos es más

Cuando decides tener menos cosas, al final ganas en espacio y en orden. Las prendas que tengo en el armario están más sueltas y se arrugan menos.

¡Ojo!, sigo teniendo mucha ropa todavía, pero lo voy consiguiendo poco a poco.

Invierto en cosas de mayor calidad

Al comprar menos cosas por impulso puedo ahorrar ese dinero para comprar prendas de mejor calidad y más exclusivas.

En mi entrada Cómo tener un armario minimalista te explico como comenzar a tener un capsule wardrobe.

 

Deja un comentario