5 cosas que me gustan mucho

La entrada de hoy es un poco más personal. He decidido contaros 5 cosas que me gustan mucho. Hay algunas que se dan por hecho, pero si las enumero es como que las reafirmo. Bueno, eso es lo que yo creo.

5 cosas 4

Lo que voy a hacer es una pequeña lista de estas cinco cosas que viven conmigo y me acompañan en mi día a día.

5 cosas 3

5 cosas que me gustan mucho

#1 Las flores secas

Me encantan las flores frescas e intento que cuando se están poniendo secas se marchiten lo menos posible. Hay con flores que eso es muy complicado, como por ejemplo, con las rosas. Las flores delicadas debes darle la vuelta y colgarlas para que queden completamente rectas. Con flores más duras, como las hortensias esto no ocurre, por lo que no tienes que preocuparte.

Para que estén de la mejor manera posible, cuando empiezan a marchitarse hay que dejarlas sin agua y cortar la parte del tallo que esté húmedo. Esto hará que no se pudra la flor.

En verano en Málaga existe una ‘flor’ llamada Biznaga de olor, que en realidad no es otra cosa que flores de jazmín colocadas con cuidado en un cardo silvestre seco. Bueno, pues siempre que me regalan una, porque la tradición es que te la regalen, la dejo secar en un jarrón. Cuando son realmente bonitas, secas quedan preciosas.

#2 Oler bien

¿A quién no le gusta oler bien? Soy muy maniática de los olores y en casa no soporto el olor de la basura o de las tuberías. Pero odio los ambientadores que se enchufan.

Recurro mucho a las velas. Entre mis olores favoritos están, la madera, el jazmín y el higo.

#3 Decorar espacios

Cada vez que me aburro de como está la casa, la cambio. Cambio los muebles de sitio, los libros de estantería, las macetas van de una habitación a otra, las fundas de los cojines…

Ahora me ha dado por pintar las cosas de blanco.

#4 Los labiales

En serio, no sé la de labiales que tengo. Y rojos, mejor ni decirlo. Además, los tengo repartidos por toda la casa y en cada bolso que tengo puedes encontrar alguno. Una locura, lo sé.

#5 Comprar ropa

Antes lo hacía de forma compulsiva, ahora lo pienso con más detenimiento. Pero no por nada, es que tengo los armarios a tope y necesito espacio. Así que he optado por comprar con más cabeza y estoy intentando hacer un ‘capsule wardrobe’. Me está costando la vida, pero lo mejor es evitar ir a las tiendas.

Deja un comentario